Salmo XCVII

R/. El Señor llega para regir los pueblos con rectitud.

V/. Tañed la cítara para el Señor,
suenen los instrumentos:
con clarines y al son de trompetas,
aclamad al Rey y Señor. R/.

V/. Retumbe el mar y cuanto contiene,
la tierra y cuantos la habitan;
aplaudan los ríos,
aclamen los montes. R/.

V/. Al Señor, que llega
para regir la tierra.
Regirá el orbe con justicia
y los pueblos con rectitud. R/.

El Señor llega para regir los pueblos con rectitud.

Cuando hay fe en el Señor, su cercanía produce justicia

Regirá el orbe con justicia y los pueblos con rectitud.

Luis Alemán Mur