Salmo CLXIV

R/. Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi rey.

El Señor es clemente y misericordioso,
lento a la cólera y rico en piedad;
el Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas. R/.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R/.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

El Señor es bueno con todos. Es cariñoso con todas sus criaturas.

La fe en Iahvé fue la fe de María. Fue la fe de Jesús durante toda su vida. Fue la fe durante el terrible proceso de su muerte y agonía.

Esa fe en Dios fue la herencia que nos dejó Jesús. En sus manos depositamos nuestras vidas.

Nuestro Dios es bueno con todos. Es cariñoso con todas sus criaturas.

¡No lo hagamos más chico! cariñoso con todas sus criaturas.

Su reinado es un reinado perpetuo, su gobierno va de edad en edad

Luis Alemán Mur